Love bombing: ¿mucho amor o un foco rojo?

Love bombing: ¿mucho amor o un foco rojo?

¿Has sentido que quizá “te quiere demasiado”? AdoptaUnChico identifica algunos patrones que, lejos de ser románticos, son un foco rojo en tu relación

Regalos, flores diarias, chocolates, peluches, mensajes amorosos, notas de voz, una llamada para saber cómo va tu día, posts para “presumirte” en todas las redes sociales, sorpresas... Todos esos detalles suenan a una relación tierna en la que el romance no falta. Pero… ¿Cuándo se cruza el límite? ¿Es posible que haya “demasiado amor”? 

“A todos nos gusta que nos expresen cariño, pero es una cosa muy diferente que nos bombardeen de ‘amor’. Lejos de ser una muestra de afecto, en algunos casos puede ser  una dinámica tóxica a la que hay que prestar atención. Esta práctica es conocida como love bombing”, advierte Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico

“Según expertos y terapeutas de pareja, esta manera de relacionarse es una estrategia en la que una persona pretende ganar tu confianza y afecto con la finalidad de obtener un cierto poder sobre ti. En ese sentido, es vital identificar esa delgada línea entre alguien cariñoso y alguien manipulador”, agregó.

Con esto en mente, estas son 4 señales de que su forma de expresar amor se está convirtiendo en un foco rojo.

Un tsunami de atención (y notificaciones)

Como mencionamos, el primer signo es una avalancha de regalos o gestos exagerados, detalles que llegan al punto de la saturación. Al mismo tiempo, no deja de hacerte cumplidos o admirate, además de mandarte mensajes y llamadas constantes.

Es cierto que en la fase de “luna de miel” de toda relación queremos ir un paso más allá y demostrar nuestras emociones que están a flor de piel. Pero cuando estas comienzan a ser excesivas, esas notificaciones imparables y los obsequios dejan de ser una manifestación de amor: se convierten en una manera de “marcar territorio”.

De “crush” a “alma gemela” en segundos

Aunque casi todos estamos esperando ese momento mágico en el cual encontraremos a nuestra “alma gemela”, la realidad es que más que una casualidad, las relaciones se tratan de construir algo juntos. 

Para un love bomber, tú eres prácticamente una visión divina, lo entiendes totalmente (incluso si solo llevan un par de semanas de conocerse) y no deja de decir frases como que estaba "escrito en el destino" que estuvieran juntos y que "nacieron el uno para el otro". Nuevamente, todo esto suena muy romántico, pero lo que hay detrás es la necesidad de forzar un compromiso, desde acelerarte a una relación e, incluso, vivir juntos, hasta llegar al matrimonio.

Falta de balance y demasiada intensidad

Todos tenemos diferentes facetas: somos amigos, familiares, compañeros de trabajo, la pareja de alguien… En un caso de love bombing es como si tu personalidad se redujera a ser solo la novia de alguien 24/7. Esta ausencia de balance y la intensidad con la que viven su relación es lo que lo convierte en un problema: te sientes abrumada y, además de recibir mucha atención, te exige que correspondas al mismo nivel.

Esto es señal de una dinámica codependiente y abusiva.

Los límites le molestan

Cuando por fin reconoces que fuiste superada por todas sus muestras de afecto y la intensidad con la que avanza su “relación”, puede que el hecho de que se lo comuniques se convierta en la causa de un drama igual de intenso.

Sus reacciones pueden ser variadas, desde una pequeña discusión o causarle un par de lágrimas, hasta situaciones que te pueden poner en riesgo. Esto se debe a que percibe que pierde su poder sobre ti y la facilidad para manipularte.

Por eso, es importante que desde un principio definas esos límites y aprendas a llevar una relación sana.

No subestimes el poder de comunicarte con tus seres queridos sobre cómo se desarrolla la dinámica con tu pareja y, si sientes que alguno de estos puntos suena bastante similar a lo que estás viviendo, busca ayuda profesional sin pensarlo.

 

Sobre AdoptaUnChico

Fundada por los emprendedores franceses Manuel Conejo y Florent Steiner, AdoptaUnChico ha seducido ya a más de 27 millones de personas en todo el mundo, contando con el mismo número de mujeres y de hombres entre sus usuarios. Con un concepto simple como la clave de su éxito, basado en la inversión de roles, la marca continúa su desarrollo internacional en diez países y en dos continentes, manteniéndose femenina, anticonvencional y un tanto transgresora. La versión mexicana fue lanzada en diciembre de 2013.

Disponible a través de su página web AdoptaUnChico y en su aplicación móvil para Android y para iPhone.